lenguaje no verbal en la seduccion

Lenguaje no verbal en la seducción

Seguramente no te hayas dado cuenta de que existen una serie de gestos que inconscientemente (o conscientemente) repetimos una y otra vez cuando alguien nos genera atracción o rechazo.

Nuestro cerebro automáticamente emite señales gestuales con el cuerpo a la otra persona. Quizás el principal problema del lenguaje no verbal en la seducción es la falta de conciencia por el receptor y su posterior interpretación. A prior parecen gestos muy sencillos e incluso inocentes. Pero conocer el lenguaje no verbal puede ser la diferencia entre triunfar o no en el juego de la seducción.

Por eso es importante que a partir de ahora pongas tus cinco sentidos en todo lo que te rodea. Podrás captar mensajes que antes pasaban totalmente desapercibidos por ti y triunfar en otra plazas.

Aquí te vamos a desvelar los secretos del lenguaje no verbal en la seducción. Continua leyendo.

Qué es el lenguaje no verbal

El lenguaje no verbal o corporal lo componen los gestos, signos e indicios que se manifiestan a través de nuestro cuerpo y sirven para el análisis e interpretación de conductas, conflictos, identidad, sentimientos o incluso deseos sin utilizar palabras. Conforma el lenguaje no verbal y es capaz de condicionar la interacción con los demás o la capacidad con relacionarnos con otros individuos.

El lenguaje no verbal está compuesto por los siguientes tipos de comunicación:

  • Expresiones de la cara
  • Gestos y movimientos
  • Postura corporal
  • Apariencia del individuo

Aunque muchas veces no somos conscientes de todos estos tipos de canales, en la mayoría de ocasiones estamos enviando mensajes indirectamente a los demás. Y aunque hay ciertas cosas que pensamos, pero no nos atrevemos a decirlo, lo comunicamos mediante este tipo de lenguaje.

Aunque es objeto de estudio en diferentes disciplinas de la psicología, criminalística o incluso sociología, el lenguaje no verbal puede ayudarnos a la hora de ligar con otras personas y ver si hay atracción.

Entendiendo la atracción mediante el lenguaje no verbal

Hay pequeños gestos y expresiones que puede interpretarse como atracción. Aquí tienes los más comunes.

  • Miradas. Sobre todo si nos mantiene la mirada a los ojos mientras hablamos. Si cruzamos una mirada con otra persona y nos sonríe, denota atracción.
  • Si al estar conversando con una persona, esta se toca el rostro o el cabello esto significa atracción. Dependiendo de sus gestos puede denotar cierto nerviosismo o incomodidad.
  • Enseñar frecuentemente las muñecas mientras conversamos con esa persona o tocarlas.
  • Otro signo de aceptación es enseñar las palmas de las manos mientras la otra persona habla.
  • Si estamos teniendo una conversación con otra persona, influye la orientación de su cuerpo. Si tiene el cuerpo orientado hacia otra posición que no somos nosotros, es un claro símbolo de cierre o rechazo. Lo mismo ocurre si esta persona cruza los brazos o los pega al pecho, nos está indicando aislamiento o rechazo.
  • Si está sentada, buscará tener la orientación de los pies hacia ti. Si la persona cruza las piernas, pero tiene los pies separados y deja ver cualquier parte del muslo, es un signo de atracción.
  • Algo muy característica es si estamos hablando con una persona cerca y esta respira de manera honda o suspira. Esto es un claro signo de atracción.
  • Como ya hemos visto, recibir frecuentemente sonrisas es otro signo de atracción hacia la persona.
  • El contacto físico. Muchas veces puede ser un tropezón o un roce «sin querer» y de manera casual. Sin embargo en ocasiones cuando se tiene más confianza con una persona es normal que esta te toca el hombre, codo o incluso el brazo cuando te habla o se dirige a ti de una forma.
  • Algo de lo que no somos conscientes es que cuando generalmente alguien nos está intentando seducir, si existe una aceptación del acto, se suele ladear la cabeza hacia alguno de los lados.

Estas señales del lenguaje no verbal en la seducción no tienen ninguna connotación sexual si no es durante un proceso de seducción hacia otra persona. Es decir, si estamos entre una conversación de colegas en el trabajo sobre motivos profesionales… olvídate.

Todos estos mensajes del lenguaje no verbal de la seducción fueron estudiados por Ray Birdwhistell y divulgados a través de su libro «El lenguaje de la expresión corporal». Birdwhistell no solo estudio el lenguaje no verbal en las sociedades no desarrolladas, sino que analizó a pueblos y tribus aborígenes de diferentes partes del mundo para buscar elementos en común del lenguaje no verbal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *